domingo, 21 de febrero de 2010

Y punto

A ver, así de fácil .... no hay que complicarse más: no cuento contigo. Yo tardé tiempo en darme cuenta ..., ¡Vamos, Vamos! Que, si te caes, no pasas del suelo pero tú ya te has quedado en la arena bastante tiempo.


* * *

No es desconfianza, es que no me digo las cosas ni a mí misma por el daño que me causan , ¿cómo contarlas a los demás abriendo todas esas puertas? Temo demasiado lo que piensen de mí y , por otro lado, tampoco lo conoceré; luego es un bucle de desconfianza extendida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario