domingo, 31 de enero de 2010

Apuestas al Sol

-Pídeme lo que tú quieras, siempre voy a estar contigo.


-Eso es mentira, no puedes evitarlo... pero guárdame el atardecer, no me robes las puestas de Sol... recuérdame - le dijo él como mágica apuesta.

Y así fue..ahora , al mirar al horizonte, un extraño viento le trae su recuerdo.
Él se acerco por su espalda y, tiernamente, la rodeó con sus brazos mientras escuchaba su..sonrisa.


* * *

''Que tardé en aprender a olvidarte no sé cuántos días...y otras tantas noches.''

No hay comentarios:

Publicar un comentario