sábado, 13 de marzo de 2010

Comienza la cuenta atrás

8 días para la primavera, que se muestra amenazante: yo soy muy susceptible de las temperaturas del momento y el ambiente en el que vivo - igual me pasa con los olores -. De esa manera, una época determinada puede quedar almacenada en mi memoria inconcientemente relacionada a una temperatura determinada, y dicho recuerdo no se borrará hasta que para la misma temperatura u otra diferente, almacene otro recuerdo de igual fuerza.

Yo no quiero olvidarlo, sólo pretendo que no me afecte -pues, en tal caso, llegará acompañado de la melancolía y sería abrir la cicatriz que tímidamente comienza a formarse-, y si no me afecta, sería infiderencia ; y ,así, lo habré olvidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario