domingo, 13 de diciembre de 2009

Hojas

Hojas que caen y yacen, a merced del viento.

Inamovibles hasta que él se acuerda de ellas y las arruya, las cambia de sitio, forma espirales infantiles y juguetea con ellas. Otras tienen otra suerte y son pisadas y movidas por humanos -o borregos- con prisa o tranquilos, parejas, abuelos o niños; gente acurrucada en sus chaquetones y abrigos, quejándose del frío presente.

Forman una alfombre majestuosa de marrones, ocres y dorados ; casi un lecho en el que cualquier princesa soñaría para esperar a aquel que la despierte.


[No.quiero.ser.hoja.por.que.tú.no.seas.el.viento]

No hay comentarios:

Publicar un comentario