miércoles, 29 de julio de 2009

La luna


Y no me conformo con la luna llena... porque la luna no se puede alcanzar.
Y tú, me parece a mí, eres como la luna: con una cara oculta. Pero eso no es reprochable ya que, al fin y al cabo, todos tenemos una cara así... Los demás nunca nos van a ver como nos vemos nosotros y viceversa. Y es que nunca llegamos a conocer a las personas realmente.

A veces es luna nueva y no ''está''; eso te pasa a tí... a veces no la veo, otras la veo a medias y aunque a ella la vea de noche y , a veces, por la mañana temprano, tú estás en mi mente todo el día.

La luna no se puede alcanzar...