miércoles, 24 de marzo de 2010

Me moriré de ganas de decirte que te voy a echar de menos

Parece ser que, tras haber superado este envite de la montaña rusa, mi 'preocupación' pasa a ser esta ... Y a ratos debo decirme a mí misma que no he de pensar en ello ahora pues todavía queda , pero además debo vivir el ahora, no adelantar acontecimientos ... que ya llegarán,
Es cierto que mi receptividad ha aumentado de manera sobrenatural (para mí) y he cambiado el chip... Es buena esa receptividad siempre y cuando no me entre languidez tempranera: el presente es el regalo.
¿La melancolía? Se fue.
Hora de enamorarse.
...El pensar que, si hubiera de vivirlo de nuevo, no cambiaría nada, repetiría todo. Quizás sí cambiara algunas cosas a fin de no sufrir... o no, para seguir aprendiendo.
Lo que sé -y esto no es del momento- es que las quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario