jueves, 4 de febrero de 2010

Memoria de un instante

Él la mira, sus labios humedece y los dos se funden en un cálido y largo beso que, quizás, fuera el más largo beso de la historia. El viento ruge celoso y agita su pelo y , él, la agarra fuertemente para no dejarla ir. Ella no desearía más fundirse con el viento ..su objetivo ya era otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario