viernes, 25 de diciembre de 2009

Pain-full

Y la estancia se lleno de suspiros.
Ella, en su soledad, sintió cómo su mundo se nublaba, los suspiros la ahogaban ...y las lágrimas asomaron al balcón para comenzar su descenso por la frías mejillas de la joven. Junto a su hermana Duda, aguantaba el temporal sin dejar entrar al viento: ya tenía bastante con el frío que la arreciaba mientras, por dentro, el calor irradiado por lo que aún seguía con vida en su mente y su corazón le hacía retraerse de dolor más y más, y sintiendo las ganas - ¡más que ganas!- de desaparecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario