lunes, 21 de diciembre de 2009

Tán fácil

''Tan fácil como dejar el corazón latir''

Cuando tus pies se hacen pesados y deciden no caminar, tus piernas flojean, tus manos quieren elevarse desde ambos lados de tu cuerpo.. hacia arriba, hacia..tu rostro para cubrirlo y, tras esa impenetrable pantalla, te doblegas. Sientes el peso de cada parte de tu cuerpo ... pero no es eso lo que provoca esta sensación , ¿verdad? Es el peso del alma cuando el corazón, en su permanente latir, de pronto cae... y deja un nudo en la garganta y el estómago al revés . . . querría dejar de latir tal vez, cansado - por qué no- de esa monótona rutina que últimamente - o no tanto- le ahoga.
Y entonces el hombre..llora

No hay comentarios:

Publicar un comentario