viernes, 30 de abril de 2010

Después de tanto tiempo, volvieron a encontrarse

El día a día había hecho mella en sus vidas y ésta había extendido sus brazos por el tiempo de ambos. Tal era así, que podrían haberse encontrado irreconocibles y alejados, pero el milagro fue que no era así. Sus espíritus se reconocieron al instante y , al momento, brotaron todos esos sentimientos que habían sido cuidadosamente guardados.

A lo mejor era cosa de la primavera, que estaba juguetona aquel atardecer de mayo, pero los envolvió con su brisa y los dejó solos cuando hubieron de mostrarse cara a cara lo que habían acallado dulcemente. Nada se interpuso ahora, ni siquiera un insuficiente lenguaje extraviado, y eligieron como armas sus miradas: se tendieron nuevamente sus manos, conversaron sin matar el tiempo y se buscaron con franqueza en cada abrazo.

Después de tanto tiempo volvieron a encontrarse

El día a día había hecho mella en sus vidas y ésta había extendido sus brazos por el tiempo de ambos. Tal era así, que podrían haberse encontrado irreconocibles y alejados, pero el milagro fue que no era así. Sus espíritus se reconocieron al instante y , al momento, brotaron todos esos sentimientos que habían sido cuidadosamente guardados. Y la locura volvió de los juegos de patios de colegio, y a cada tarde, y a cada TODO que ahora veía unidas, sin fin, sus partes. Y los colores estallaban mientras las risas y los abrazos se sucedían, Alegría:


Contento, júbilo, alborozo, algazara, entusiasmo, regocijo, gozo, satisfacción,...FELICIDAD!

Aquí no hay término medio

Pasamos de una noche de verano a una mañana de invierno. El tiempo está loco, así que no debería extrañarnos que el mundo siga ese camino.
También yo tuve que pasar de una noche de verano a una mañana de invierno, aunque lo mío fue más bien tarde y no se trató de locura, sino de despertar.
Ahora comprendo que viví este invierno y que me sirvió. Sentí el frío , pero el problema era que, pese a haber aprendido a soportarlo, yo lo tornaba en calor con mis acciones, con lo que las heridas volvían a abrirse conforme yo me cerraba aún más.
Y todo sanó cuando , con frío, contesté con frío... vertería mi sangre en algo más productivo. Había aprendido a ser fría, mientras que otros no podían nisiquiera pensar en eso más que por estúpido ''orgullo''
¿Y ahora? Frío, me refiero a que hace frío, no fresco. Pero es primavera y , mientras paseo con todos estos pensamientos, las flores me recuerdan dónde estoy y adónde no debo ir -más bien volver-.

jueves, 29 de abril de 2010

Tutúm

Late, el reloj colgado en la pared.Late, entre sus dos extremos sin poder detenerse. La vida sigue, el tiempo igual. Late en mitad del silencio de la fresca habitación , pero...es monótono, no late diferente.

Algo bastante distinto me sucede si te veo cruzar la esquina, y entonces vuela mi imaginación de la mano del latido, que ahora gana al del reloj. ''Ajá, venganza -aclama victorioso el péndulo extremado- : yo no latiré más rápido''. Y , entonces, se produce la lucha de contrarios. ¿Y ya está?
Jaque mate, llama al timbre mi sexto sentido y proclama al viento aquello del instante, y entonces tú eres destronado, y el tiempo y el latido y el reloj y el vuelo. Sólo yo, me alzo con la victoria.

miércoles, 28 de abril de 2010

Eres un paisaje lleno de contrastes.

Suavidad, aspereza.
Miedo, valentía.
Hombre y niño a la vez
Humildad y osadía
Sin razón y mesura
Cama y mantel
Para nunca y cada día
Lo quiero y lo ves
Tu ''aquí no hay tu tía''
Mi ''veremos a ver''
Nuestro deseo, todavía.

martes, 27 de abril de 2010

Ven a mis sueños, no a mi vida.

¿Locura? Quizas locura, pero no es ese tu nombre ni el que se posa en tus labios. Ven a mis sueños.
Y ahora que la luna está llena podemos cantarle, o ser sus antagónicos y verternos en deseo.
Te invito a navegar conmigo, que ya no temo a nada... y no serás lo bastante decadente para pensar que sólo a tí.
Nada es igual y tú lo sabes.
No vuelvas, no has de irte... Nunca por siempre y jamás en mi vida. Esas son las condiciones

Introspección

Me asomo a la ventana para consultar qué fresco hace y éste es hostil. Es hostil, luego cómodo porque si no fuera cómodo sería peligroso. Sí, yo ya me entiendo. Quisiera detener el tiempo mientras miro por la ventana, pero la gravedad atrae impulsivamente los granitos del viejo reloj de arena. Me pregunto si ,alguna vez, habrán éstos soñado la suavidad de tu piel como lo hago yo. La gravedad los empuja hacia abajo, pero no sería ésta la culpable de mi antiguo bajo ánimo.

El tiempo pasa , no corre porque no suele ser cobarde, sí traicionero... no como mi sexto sentido, que avisa siempre.

Y de nuevo siento que en el centro del eje se produce un hundimiento cuyo hueco se rellena de vacío, quizás aire, como los suspiros... ¿están los suspiros huecos? No, son naves cargadas de preciosos sueños que , por tanto, no son dorados: son adorados. O quizás lo adorado sean las personas que representan ... he aquí el maldito diagnóstico culpable, todo él, de la susodicha , pero aquí reconozco cual resorte inmediato que yo no tuve ningún hacha de guerra como para sepultarla.

Sepultar: ¿acaso se olvida lo que entierras? No así lo creo pero, al contrario de lo que hago siempre, ahorraré consideraciones analíticas porque quiero volver a fijarme en el aire que roza mis manos para decir que, aunque el tiempo no se para, yo me alegro de mirar por la ventana en busca del fresco y del olvido de tu olor, porque me extasia, me descentra hacia tí. ¿Gravedad entre dos cuerpos? Sólo aire, por el momento ... hasta que esta noche acudas a mis sueños.

lunes, 26 de abril de 2010

De una tarde de Abril

Hagamos una pausa...o las consecuencias serán mayores.

Una vez más, se confirman mis temores, que aparecen de nuevo con tan sólo pensar en asomarme por la ventana y mirar la esquina que antes doblabas en busca de tus propios intereses.Tengo miedo de esta temperatura... porque me descentra llenándome de intranquilidad, a la vez que otras veces -las menos- me empujan a animarme por ''tener más tiempo''. Pero esto no es cierto, no tengo todo el tiempo del mundo... me tengo a mí y sólo a mí, pero ahora esto peligra por este régimen meteoroilógico.

Sólo espero no ahogarme.

domingo, 25 de abril de 2010

..Ogni viltá convien che qui sia morta

Un cabreo monumental y ganas de chillar inundan mi cabeza. Y sólo puedo cabrearme conmigo misma para que de aquí no brote el resentimiento , que de haber nacido antes me hubiera librado de un azotante invierno. No es hora de reclamar deudas a nadie. Simplemente espero -algo que no debería hacer- que ''la gente'' se entere ya de lo que hizo, de hasta donde metió la pata y me salpicó a mí en los ojos. De haber hablado antes con mi sexto sentido, probablemente le hubiera mandado al carajo y ,desde entonces, las distancias habrían jugado a mi favor. Como he dicho antes, no echo nada en cara...para qué si la tiene bastante dura; pretendo -y lo voy a hacer- dar la costura definitiva, quemar lo antiguo, estrenar lo nuevo y anular toda conexión que siga arrastrándome a donde no quiero estar.

Esto va a cambiar, pues lo que no cambia está muerto y aquello tiene pinta de ''caballero hedai''

ASÍ LO QUIERO.



Es así

La gente no cambia, tiene la memoria justa para pasar el día.

Puedes hallar una serpiente herida en un desierto, incluso curarla; pero, una vez sana, no dudará en atacarte ... nunca dejó de ser una serpiente.

-No esperes nada, de nadie.

sábado, 24 de abril de 2010

Noche sin luna

Noche sin luna. El grillo ya acabó su discurso. El cuchicheo constante de los árboles y frío. No frío, aire fresco. Sensación de inseguridad, puede que temor... prefiero el calor de mi hogar.
Las ranas croan, andan animadas conversando quién sabe de qué. Y yo pienso: '18, son 18 años aquí, en mi vida'. ¿Paseo? ¿deambulo? No recorro mucho espacio pero mi mente está tranquila.

Respiro profundamente y una pequeña, tímida, gota da en mi oreja, ¿lluvia? Otra gotita. Miro hacia arriba y cierro los ojos esperando al cielo. Y su respuesta viene poco a poco, es casi imperceptible. Mientras, un suave murmullo se suma a esta escena. Cual cientos de pisadas de un ejército que se aproxima lentamente. Oh no...no se ha de volver atrás ni para coger impulso.

A pedradas con Cupido

  • Qué diantres me haría pensar que ,habiendo vivido felizmente durante diecisiete años de mi vida SIN TÍ , tú serías imprescindible.

viernes, 23 de abril de 2010

''¡Nada que añadir!''

El niño viene al mundo para cambiarlo. No acepta el ''mejor dejarlo así'' y , por supuesto, no se ancla en una angosta página. El niño experimenta, investiga y descubre.

-no tengo nada que añadir, es mejor dejarlo así. No voy a cambiar nada, no hace falta.
-¿Qué dices? Así no avanzamos. Si venimos para algo es para cambiar esto
-Pero hay mucha gente...-¿Y qué? Esto no sería igual sin el cambio. Tú no serías la misma sin tí.
-No hagas absurdos. Esa necesidad es intrínseca a mi vida. Pero nadie necesita de mí, ni a nadie afecto tanto.
-!Y por qué no puede ser una necesidad el cambio!. ¿Monotonía? Ahora se trata de crecer. No se cómo lo verás tú pero a mi me aburre esa invariabillidad, ¿qué quieres que te diga?, no me dice nada.Bueno, sí, ES en realidad la NADA. No empecemos eh...¿acaso necesitas ser imprescindible para alguien para sentirte importante?

lunes, 12 de abril de 2010

Es cierto:

La religión nos determina. No sólo la religión, sino aquello que percibimos.
Y es que el ser humano tiene que seguir algo...solo no puede vivir. Desde el momento en que nacemos seguimos algo: somo uno más pisando la tierra. ¿Pero qué seguimos? ¿Existe alguna posibilidad de liberación o de quedarnos en nosotros mismos? Pienso que no, que tarde o temprano seguiríamos a otra cosa.

domingo, 11 de abril de 2010

Reflexionar

Al reflexionar podemos darnos cuenta de cosas que estaban ahí. Pero reflexionar no sirve de nada si no se lleva a la práctica.
Pensar, pensar, pensar, ¿de qué me sirve pensar si no lo incorporo a mi vida? En ese caso, mejor pensar en positivo... pero parece que más se pega cuando piensas en negativo: lo negativo se pega a nosotros como las sábanas por las mañanas, y yo me pregunto: ¿por comodidad?

Tó se pega..

-¿Qué tal?

-Muy bien. Realmente bien.

-...¿Y eso de estar tan contenta?

-Así estoy yo normalmente.

-Pues has tenido una etapa de anormalidad bastante grande.

-Es que tó se pega menos la hermosura.

-Quien quiera entender..

-Que entienda.

No importan los problemas, importa la solución

  • Definitivamente, las condiciones del medio importan, influyen, después de un largo otoño e invierno en el que el tiempo era amargante por si yo no estuviera suficientemente ciega, es primavera.

Las nubes se han ido y ahora pued ver el Sol: mi vista ha mejorado considerablemente. ¿Quiere decir esto que debo estar sujeta a lo que el tiempo (meteorológico y cronológico) mande? La respuesta es bien clara: NO, y aquí es donde entra el ''vale más poder brillar que sólo buscar ver el Sol''. Diré un hay que, aunque nunca me gustaron las generalizaciones y más de una vez me haya perdido en mí misma buscando las contradicciones.

''No hay mal que por bien no venga...y tampoco que cien años dure''

Y es que la única manera de soportar el frío es estando contento de que haga frío.

Además, y en un sentido completamente opuesto a lo que acabo de decir, me alegro de estar viva. En mi ''nueva'' búsqueda me alegro todos los días de estarlo , y me sorprendo cuando despierto todas las mañanas. ¡Es increíble! Así que ahora me doy cuenta de lo que he conseguido, de mi ÉXITO: si hubiera muerto este invierno, habría sido un auténtico FRACASO porque yo, entonces, no despertaba la gran mayoría de los días. No, no tenía los ojos abiertos, no veía. Y me di cuenta esta semana de lo importante que es la renovación: cada día cuando me levanto, mi perr me recibe contento entre saltos que indican, junto con el movimiento de metrónomo de su cola: ¡hola! qué bien que te veo, vamos a jugar o simplemente un hola, bienvenida de nuevo.

Y sentirlo así cada mañana es fantástico. Si quieres, llámalo empezar con buen pie, y depende de uno mismo. Y me pregunto yo: ¿acaso sin pensar,con la memoria justa para pasar el día, se puede ser feliz completamente?

Yo creo que no. Uno puede estar pendiente de sus obligaciones y ser feliz (para quienes crean que existe). Estar contento con lo que uno hace: ''la vida no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace''. Es difícil a veces pero, por tanto, POSIBLE.

Acaso puede parecer que esto sólo son palabras de alguien que no tiene ganas de ponerse a estudiar, pero más bien se trata de alguien que ha experimentado cada cosa que ha dicho y...

Todo hay que irlo probando.


miércoles, 7 de abril de 2010

El Jardín


Esta entrada iba destinada inicialmente para refregar algo en torno al jardín...Sin embargo, he cambiado de idea pues sinceramente debo decir que A MI PLÍN lo que pensase cierta persona...

Simplemente diré

''Donde no puedas amar, pasa de largo''

De nuevo el vaso

  • Echar: cuando alguien echa algo, lo echa en algún sitio. Lo vierte en un espacio que ahora quedará más lleno de aquello que se ha vertido.

  • Desechar: no echar. Según lo anterior, sería no dejar que algo entre en ese espacio, impidiendo así que tal espacio se llene de lo que ha sido desechado. ''Desechar una idea'' es arrojarla fuera de nuestra mente para que no esté en ella. No dejando que pase a nuestra mente para evitar que campe a sus anchas. No, no es bien recibida y es desechada.

Deshacer - Desechar:

¿Lo deshecho se desecha? No tiene por qué. A veces guardamos cosas ya deshechas; otras, al desechar, deshacemos otras ideas de otras mentes de otras personas. Puede que esas personas, ante sus ideas desechadas por otros,las deshagan. Pero puede, también, que las guarden... como una espina clavada.

A veces, ocurre que algo se deshace de por sí, sin ser desechado: ¿condiciones desfavorables? Podría ser. Hay quien tiene más facilidad para desechar que otros, quizás porque quiera, quizás porquen en el fondo el ''no puedo'' sea un ''me niego a aceptar la realidad''. Y es aquí donde surge el apego... que lleva al sufrimiento por el deseo: estas son las dos caras de la misma manera.

A veces, con nuestra forma de ver las cosas y ''entender la vida'' desechamos opciones, matices, cambiamos las opciones posibles por imposibles porque la historia es irrepetible...

Llorando, así comenzamos

Un fuerte llanto permite el inicio de la respiración de un aire desconocido en una sala iluminada con olor a limpio. Apenas puedes abrir los ojos pero notas cómo unos extraños seres te sacan y te miran con una expresión que muestra surca a ambos lados de dos bolas brillantes que se clavan en tí...pero no te sientes mal por ello. Oyes algo y, tras ser convenientemente lavado, te colocan en los brazos de una persona cálida, tierna, que te suena de algo: ¡es mamá!
Desde ese minuto cero comienzas a recibir información por tus cinco sentidos y , si todo va bien, así seguirás hasta el fin de tus días. Creces en una familia de esta o aquella manera, irás al cole, tendrás tus amigos, comenzarás tu pubertad y puede que te preguntes para qué has venido, volverás a llorar, quizás llegues a amar...etecé. Por supuesto, tendrás tus raíces.
¿Qué son las raíces? ¿El lugar al que uno pertenece? En teoría, nos pertenecemos a nosotros mismos. ¿El lugar en el que uno ha crecido,con sus costumbres, las personas que nos han acompañado? Tal vez. O aquellos, siendo más estrictos, de los que nos nutrimos de todas esas informaciones que recibimos.
¿Cómo? Pues porque eres el ser que tiene las raíces fuera, a la vista algunas: oídos, ojos, piel, nariz, papilas, o...en algunos casos, también el sexto sentido.
Estas son tus raíces sensoriales, por las que absorber infinidad de informaciones -recuerdos- que formarán, después, esas raíces de las que al principio hablaba.
La caricia de una madre, el olor a hierba recién cortada, el sabor de tu helado favorito, la contemplación de un bonito amanecer después de una maravillosa noche, un escalofrío, el sonido de una sonrisa en la oscuridad...

CORAZÓNable:

¿Por qué no?
Hoy, ávida de 'evadirme' un rato, pensé en este juego de palabras:

RAZÓN / COoperar
CORAZÓN /

Y yo me pregunto: ¿será tal vez que ambos deben colaborar en vez de pelearse?
Puedo decir que sí , pero ahora viene a mi mente eso de que , a veces, ambos quieren cosas distintas, antagónicas..y no hay calle de enmedio. ¿No será que estamos sujetados? Somos sujetos...sujetados. Nos han enseñado a ser de una determinada manera, pero por lo visto la parte animal no se pierde. Será tal vez un órgano vestigial...



------------------------------------------------------------
Le dije al taxista que me llevara a la Calle de Enmedio.

Secretitos en reunión

...''es de mala educación , y si somos más de tres, eso no le importa a usted''.
¿Secreto-secretario?
Pero digo yo, cómo es posible cumplir esto cuando uno permanece callado -retraído tal vez- guardando algo que siente muy, muy adentro. Quizás no pueda contarlo, quizás no quiera que le entiendan o quizás piensa que al no hablar de ello que le ocurre, desaparecerá como el humo del tren de la partida de alguien muy querido -que no se borrará tan fácilmente-.
Quizás, quizás,quizás : falta de seguridad. Aquí huele a confianza, huele a chocolate -tratamiento- antidepresivo. Y la confianza es algo que se siente o no.
Hay personas con las que podemos pasar toda una vida y mantenerlas a salvo de esos secretos: la ''confianza'' levanta el vuelo cuando las vemos, o tal vez no es cuestión de confianza. Hay otras con las que , al poco tiempo, sentimos una confianza tremenda que hace que , incluso, se nos arrugue a veces la cara -la confianza da asco- pero con las que podemos hablar de tanto y tanto (y espero que alguien sonría al leer esto; mejor así ¿verdad?)
No hace falta ser muy avispado para darse cuenta de que no es cuestión de tiempo, pero quizás necesitamos recordar , en este sentido, nuestra condición de mortales para vislumbrar que lo que no hagamos ahora, tal vez no lo hagamos nunca. Nunca.
Siempre ¿siempre? Me asusta esa palabra, porque no es verdad -y ésta tampoco se queda atrás-. Siempre: seguridad. Buscamos una seguridad y ya he dicho que nuestra condición -maravillosa, por cierto- sólo trae una seguridad de fábrica: caja de pino o, en su defecto, urna más o menos ostentosa.
Aun así, yo busco seguridad, porque me da miedo arriesgarme porque tengo, como todo el mundo, miedo a pifiarla. Y hay que hacer lo contrario: ''arriesga y sueña''. Claro que es lícito atar cabos y ser previsor, pero el sobrino del demonio tiene bien aprendido cómo fastidiarnos (...), y unos excesivos plúmbeos pies te van a dejar ''plantado''. Los soldaditos de plomo tampoco me gustaron mucho de niño, con lo que no es plan de imitarlos ahora.
Seguridad. Cuando pienso en esta palabra, me viene a la mente una frase de una canción : '' I'll be there for you '' , de Friends... ya os podeis imaginar en qué sentido me viene a la cabeza.
Pero esta frase tiene trampa: no es que seamos unos péndulos, pero las diversas vicisitudes van a hacer que, a lo largo del camino, conozcamos a gente, y a personas... que quedarán -tal vez- incorporadas a notre musique (mèlodie). Y habrá también aquellas de las que nos separaremos, sin más remedio: hay que crecer y ,para crecer, un árbol expande sus raíces para poder mantenerse erguido, buscando aquellos elementos que necesita. Yo no pienso ser un sauce llorón, ni un ciprés... pero tampoco puedo afirmar ,a voz en grito y a los cuatro vientos, I'll be there for you. Yo prefiero decir:

Estoy aquí para tí, por mí, si puedo sin condiciones.

domingo, 4 de abril de 2010

Our private getaway

Porque la gente no cambia, sólo cambian sus hábitos.Porque el miedo no existe, y los errores no existen.

Porque puedo ser fuerte, y debo serlo.

Porque sé que encontraré tu mano para apretarla con fuerza si tengo miedo.

Porque importa lo que vivo.

Porque es primavera.

Porque es hora de enamorarse.

Porque el muro se acabó.

Porque el caso está cerrado.

Porque puedo sonreir sin desgarros internos.

Porque no se ha de volver atrás ni para coger impulso.

Porque siempre siempre adelante, siempre así.

jueves, 1 de abril de 2010

Con las ganas

(Based on a song)


''Me moriré de ganas de decirte que te voy a echar de menos; y las palabras se me apartan, me vacían las entrañas . Finjo que no sé que no has sabido; finjo que no me gusta estar contigo. Y al perderme entre mis dedos te recuerdo sin esfuerzo.


Me moriré de ganas de decirte que te voy a echar de menos ''