miércoles, 7 de abril de 2010

De nuevo el vaso

  • Echar: cuando alguien echa algo, lo echa en algún sitio. Lo vierte en un espacio que ahora quedará más lleno de aquello que se ha vertido.

  • Desechar: no echar. Según lo anterior, sería no dejar que algo entre en ese espacio, impidiendo así que tal espacio se llene de lo que ha sido desechado. ''Desechar una idea'' es arrojarla fuera de nuestra mente para que no esté en ella. No dejando que pase a nuestra mente para evitar que campe a sus anchas. No, no es bien recibida y es desechada.

Deshacer - Desechar:

¿Lo deshecho se desecha? No tiene por qué. A veces guardamos cosas ya deshechas; otras, al desechar, deshacemos otras ideas de otras mentes de otras personas. Puede que esas personas, ante sus ideas desechadas por otros,las deshagan. Pero puede, también, que las guarden... como una espina clavada.

A veces, ocurre que algo se deshace de por sí, sin ser desechado: ¿condiciones desfavorables? Podría ser. Hay quien tiene más facilidad para desechar que otros, quizás porque quiera, quizás porquen en el fondo el ''no puedo'' sea un ''me niego a aceptar la realidad''. Y es aquí donde surge el apego... que lleva al sufrimiento por el deseo: estas son las dos caras de la misma manera.

A veces, con nuestra forma de ver las cosas y ''entender la vida'' desechamos opciones, matices, cambiamos las opciones posibles por imposibles porque la historia es irrepetible...

No hay comentarios:

Publicar un comentario