domingo, 11 de abril de 2010

Reflexionar

Al reflexionar podemos darnos cuenta de cosas que estaban ahí. Pero reflexionar no sirve de nada si no se lleva a la práctica.
Pensar, pensar, pensar, ¿de qué me sirve pensar si no lo incorporo a mi vida? En ese caso, mejor pensar en positivo... pero parece que más se pega cuando piensas en negativo: lo negativo se pega a nosotros como las sábanas por las mañanas, y yo me pregunto: ¿por comodidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario