martes, 18 de mayo de 2010

Adorno, sólo es eso


...Es como esas cajitas decoradas que sirven para adornar y que se pueden ver en Navidad en casa o en la tele.

Son bonitas a la vista, con esos papeles de colores y esos brillante lazos. Pero , si quieres desenvolver estos perfectos regalos, te das cuenta de que están vacíos por dentro. Vacíos por dentro. No aportan nada, o quizás su finalidad sea ser llamativos por fuera para decorar, ya que no se puede esperar más de ellos.

Afortunadamente, en el mundo hay cosas bonitas que no están vacías por dentro. Como todo, esto es aplicable al ser humano. Hay gente muy bien decorada, pero que no tienen nada en su interior: vidas vacías ; gente que también está vacía aunque no esté bien decorada y gente con sentido esté como esté , es decir, Personas.

En el último caso, siempre se valora, además, un buen decorado porque, aunque lo que importe sea el interior, ¿a quién no le gusta un regalo bien envuelto?

La importancia de la apariencia siempre estará vigente, pero lo importante es no quedarse ahí, ir más allá, atreverse a abrir el ''regalo'' para ver lo que contiene.


No hay comentarios:

Publicar un comentario