lunes, 24 de mayo de 2010

''It could happen to you''

La discusión había sido fuerte y los ecos de su voz retumbaban en su cabeza y no la dejaban concentrarse, así que se dio la tarde libre.

Tenía ganas de oler a sal y brisa, así que condujo hasta la playa más cercana, pero cual fue su sorpresa cuando se acordó de que este fue el lugar del primer beso... y le traía innumerables recuerdos de tardes de sol, mañanas de invierno y atardeceres varios. Pero no, dejaría esas chiquilladas a un lado y con ello su locura -que pertenecía a él- y se relajaría intentando no pensar. Como ayuda, se descalzó y caminó contra el viento despacio, sintiendo la arena bajo sus pies sin que el agua llegara a tocarlos. Un buen rato de paseo tras el que se dispuso a buscar conchas. Esa era su intención hasta que la siguiente sorpresa apareció ante sus ojos.

Se trataba de un mensaje en la arena con las conchas que ella pretendía buscar: lo siento,... Allí ella sabía que faltaba algo... medio instante después él le susurró rozándole dulcemente su mano: ¿cómo puedo arreglarlo?




El final de esta historia es sólo la continuación de una más importante pues, aunque en esta vida no todo sea color de rosa, todo tiene solución menos una cosa ... Y vivir es luchar.


Si, ante el primer desplante que nos da la vida, dejamos de luchar, todo habrá sido en vano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario