jueves, 6 de mayo de 2010

Soñar

Yo quiero sñar siempre, porque soñando nunca puede pasar nada malo.

Ciertamente, pasar sí puede pasar, pero todo se arregla al despertar; sólo que si el sueño era bueno, también termina. Los sueños tienen esa característica, que terminan. A lo mejor eso es lo bueno: evolución. Hay sueños de un día, que acaban pronto o sueños reiterativos...como el andar pensando en tí . Sea como fuere, quiero soñar porque así nada malo me puede pasar ... y las pesadillas se acaban por la mañana. Tampoco nada bueno nos puede pasar, pues eso o ése con quien soñamos nos abandona cuando volvemos a tomar conciencia de que lo que estamos abrazando en la almohada.

¿Acaso no es la vida un sueño? Una estación de paso brevísima cuyo final está bien cierto y es, como en el sueño, inevitable. Quizás nuestra almohada se llame reconocimiento de lo demás, libertad, dinero ... y nuestra pesadilla es la ausencia de éstos. Pero ¿y si de pronto suena el despertador, recondándonos que hay que ponerse de nuevo en movimiento? Si nos diéramos cuenta de que nada de eso era lo verdaderamente ''real' , importante.

¿Un buen colchón para dormir o más bien unas fuertes manos para cambiar lo que no nos convence?





* * *

Yo es que juego al escondite con mi media naranja...

2731, 2732, 2733...

No hay comentarios:

Publicar un comentario