domingo, 30 de mayo de 2010

Telesucesos

Ahora que parezco hallarme menos saturada -aunque por poco tiempo- presto especial atención al telediario, a cada noticia que los presentadores nos ofrecen al otro lado del cristal a través de unos cables que son capaces de albergar desde la chica del tiempo hasta el título de liga.
Y no hay día que pase sin quejarme de que, más que telediarios, éstos son telesucesos. La nómina de ''noticias'' fatídicas es cada vez más larga. No seré yo quien afirme que hay que ignorar el lado trágico de la actualidad pero ¿dónde está el lado feliz, el lado alegre? Con decepción compruebo que, entre violencia doméstica, casos de pederastia, operaciones antidroga, acoso a profesores y llegada de pateras colmadas de sueños que rompen al llegar a la costa, lo único que cuentan más desenfadado son los desfiles de moda y son las más veces para rellenar el espacio sobrante que otro día ocuparía una explosión de gas o un accidente de tráfico.
Cada cierto tiempo nos recuerdan, además, en cada cadena que su telediario es el más visto: ¡enhorabuena por haber sustituido en las carteleras a toda película con final trágico!, pues no hay más que ver con atención estos telesucesos para que la desazón te inunde y casi tengas que ir a por una cajita de pañuelos. Ni tan siquiera esto -medianamente positivo- tiene, pues con semejante bombardeo no es de extrañar que las cotas d insensibilidad sean las más altas registradas en los archivos del CIS (centro de investigaciones sociológicas) que, con sus encuestas absurdas sobre los hábitos sexuales de los españoles y de si los ratones alimentados con queso azul son más inteligentes, contribuyen a que cada vez sea más inútil el telesucesos, a no ser que esté interesado exclusivamente en las esquelas nacionales o los estampados de David Delfín.
¿Qué ocurre hoy en Chile o cómo es la vida tras estos meses en Haití? Acaso pocos recordarán el problema de la verja en Ceuta, ¿sería entonces una moda pasajera? ¿Cómo se ha superado el temblor de L'Áquila?
Puede que alguien me rebata diciendo que eso ya no es noticia...; tal vez sólo merece atención la catástrofe...
Personalmente, me quedo con la dignidad del ser humano, que es inagotable. Sólo una cosa me gustaría más que ver que antena tres ofrece en su encuesta diaria la pregunta ''¿considera que las noticias deberían prestar más atencion a las noticias ? , y es ver en grandes letras y rotulado:
HOY HAN NACIDO 3.844 NIÑOS EN ESPAÑA, alegría de nueva vida venida al mundo, y que descansan ahora en los brazos de sus madres, que los contemplan extasiadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario