sábado, 26 de junio de 2010

Solos no podemos

Nunca escribí un título tan claro y que necesitara menos explicaciones porque, lejos de adularme, pretendo aquí exponer lo que ya muchos de nosotros habremos intuido en alguna ocasión, que es -por citar, una vez más- que cuatro ojos ven más que dos...y por algo resulta bueno y, cada vez más, necesario 'echar una mano'. Pero no se trata de echar una mano al mando de la tele, ni echar una mano al cuello de los políticos puesto que, aunque bien es cierto que son parte del problema, no consentiré esta vez que vayamos barriendo la mierda de un lado para otro.
Podría desarrollar aquí la explicación biológica de por qué el hombre, como animal social que es, se organiza en grupos para garantizar su existencia en un planeta hostil, pero esto planeta hostil ha sido sometido por la mano del hombre -blanco-, quien ha llegado tambien a someter hasta a sus congéneres...para quienes el planeta sí que sigue siendo hostil, aunque no tanto como el hombre que los azota.
Expondré, entonces, mi criterio empírico para afirmar de nuevo la necesidad de la cooperación. Y, para no afectar (tanto) la sensibilidad, me limitaré a invitar a quien quiera pensar que se imagine una ciudad, en la que cada uno ocupa su función...y en la que también cooperan los ciudadanos. Centrémonos ahora en un centro hospitalario, uno cualquiera, y en una intervención quirúrgica: a más de uno le habrá venido a la mente el médico como estrella única para llevar a cabo la heroica tarea de salvar a una persona... No estoy de acuerdo con esto, lo rechazo completa y abiertamente: a mi mente viene la visión de un equipo; tanto unos como otros son importantes, elementos de una cadena que puede, cuando tiene sus eslabones unidos, cumplir sun función con éxito. El personal administrativo, el sistema de admisión de urgencias, enfermeros, anestesistas, preveedores de material quirúrgico, celadores, médicos... y limpiadores: ¿acaso no se necesita un quirófano debidamente limpio e higiénico al extremo? El médico solo no puede...lo cual me invita a mostrar con este ejemplo una lección de humildad para quienes se sienten ombliguillos...

COOPERACIÓN. Todos son necesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario