domingo, 11 de julio de 2010

Cinco deseos


Cinco deseos, un mismo corazón. No se trata de contar el tiempo que ha pasado desde que lo bueno llegó a mi vida, desde que llegasteis ustedes sino de ver, ahora mismo, con los pies sobre la tierra y mirando al horizonte, los pasos dados. Han sido muchos, uno detrás de otros, sucesivamente, más fáciles o más difíciles… han sido pasos en los que estabais conmigo y hoy es un precioso día para proclamarlo a los cuatro vientos.

Esto no es una carta de agradecimiento ni nada que se le parezca, pues tengo la sensación de que las gracias se dan al terminar y esto aun no lo va a hacer. Kilómetros, centímetros, milímetros se volatilizan cuando se pone toda la carne en el asador… pues la distancia entre dos personas no se mide jamás por estas unidades acordadas mecánicamente. Prefiero medirla por momentos… los mejores con vosotras, lo que me obliga a reconocer que los cambios aquí no van a ser traídos por mí. Antes de ello, daré las vueltas que hagan falta por mi casa y, por supuesto, acortaré distancias con palabras claras y sólidas.

Es hora de muchas cosas… y es hora de disfrutar el verano: together.



Cinco deseos...naturalmente.


1 comentario:

  1. Anónimo20/7/10 7:16

    Ella no es mona :)

    Nunca voy a poder agradecerte tanto, que lo sepas

    ResponderEliminar