miércoles, 14 de julio de 2010

Como agua entre las manos...

Es como cuando intentas coger agua con las manos y retenerla. Tratas de colocar las manos de la mejor manera posible para que el agua no se escape por ningún resquicio. Y vuelve a escaparse. Lo intentas de nuevo, con las manos a modo de cuenco…pero nada.

Lo mismo me pasa a mí con el tiempo: se me está escapando entre las manos, sin embargo, no se escapa vacío. Éste no saldrá impune esta vez.
Cierto es que está pasando rápido y ya estamos en mitad de Julio pero cierto también es que, si pasa rápido, es porque estoy bien. Así, sin más complicaciones para expresarlo, lo digo.
En mitad de Julio, sí. Y dicen que en el término medio está la virtud. Pues…allá vamos.

Respecto al agua, parece haber llegado la gota que colma el vaso y mis siguientes letras serán Ene y O: como he dicho, sin más complicaciones…

No hay comentarios:

Publicar un comentario