sábado, 31 de julio de 2010

¿Deseos de cosas imposibles?

Ojala todo fuera tan fácil como decir “cuando acabe esta frase te habré olvidado”. Y es que, si deshacerse de un sentimiento ávido de ti fuera tan fácil como escribir en una cuartilla blanca, podría conservar cierta higiene emocional, pero tengo sentimientos como garrapatas y deshidratarla a base de alcohol no hace que se desprendan, sino aferrarse con más fuerza.
A mi mente viene ahora un ‘love story’ que ya encontró su final…más feliz del que hubiera podido imaginar, pero cuando pese a hacer de todo por alejarse, aquello se acerca persiguiéndonos como nuestra sombra en un día soleado, incluso podríamos decir que tal vez sea que no tendríamos por qué rechazar tales sentimientos. Y, aunque esto no sea lo más normal, quizás convenga dar nuestro brazo a torcer…si es que queremos caminar con esa persona de la mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario