jueves, 1 de julio de 2010

Insomnia


Pese a las medidas preventivas que he tomado, hoy 1 de julio, inauguro mi insomnio. Una vez aceptado que mañana no llegará cómodamente, doy una vuelta por mi casa y me asomo a la ventana. Y la luna me está llamando. Menguante y acomodada entre algodones negros, parece estar invitándome a sumergirme en mí misma en un viaje...pero con retorno, pues hoy la luna es mi aliada. No sé bien si debería hacer un repaso del día...quizás me ayude. Lo más significativo, si nos ponemos místicos a estas horas de una noche calurosa, fue un brevísimo y sutil aroma a hierba recién cortada, lo cual traté de percibir como un buen augurio. Pero ya vemos que las casualidades no parecen tener tal importancia si tomo la batuta.


Hoy es noche de viajar hacia el fondo de mi alma, pero no para recordar, sino más bien para atender aquello que más apremia, lo que está sin resolver... y centrarme evadiéndome, aunque sin heridas esta vez. ¿Frentes abiertos? Unos cuantos... pero lo que me encanta de ellos es que yo poseo el control absoluto sobre tales elementos, aunque parece haber uno que me está estorbando...y no recae, ello, precisamente en mi gusto por el instante o la imagen, sino porque vuelvo a comprobar que, en esto de fiar, resulta bastante rentable mantener la guardia. Pero, en algún momento de este día, perdí la noción, o tal vez pensaba que pasaría un buen rato: el resultado es obvio.


Así que mañana, colgaré el cartel de AQUÍ NO SE FÍA. ¿Por qué? Porque, si yo no me organizo la vida, no voy a consentir que me la organice nadie, pues de romper esquemas y cargarse horarios ya me encargo yo.


Tener el tiempo acumulado en gotitas de cristal: eso parecí pretender yo, pero el cristal es frágil... y disto bastante de parecerme a él. Tiempo: horas, minutos, segundos... no me gusta. Prefiero medirlo en momentos, que no en épocas... y creo que es hora de recibir el verano como se merece.


Yo puedo vivir sin promesas, pero no sin mí, y no voy a abandonarme a la suerte de ningún canalla y de canallada alguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario