domingo, 1 de agosto de 2010

Estrellas de ocho puntas que no quieren guiarme

Veo estrellas de ocho puntas que no quieren guiarme. Saborías…que quieren que me distraiga sin centrarme o que me centre sin distraerme. Pensamientos lógicos al atardecer, aguas frías para despertarme, bailes en la terraza con gaviotas volando, cuentas a la vista miope, gracias multiplicadas con sonrisas de oreja a oreja, contentamiento que no cabe en el cuerpo, trayectos abiertos, preocupaciones trayeccionales, caminos paseantes, futuros pluscuamperfectos, santas lágrimas que ven asomar una sonrisa, palabras con los ojos, ilusiones desahuciadas, todo eso, mas…¿y qué?

No hay comentarios:

Publicar un comentario