domingo, 15 de agosto de 2010

Miedos

-700 km.

-No hay distancia que esté lejos: estarás lo lejos que quieras estar. No es que debas pensar ya en esto, pero sería mejor que aceptases de una vez que lo que realmente te pasa es que tienes miedo. Siempre has temido los cambios. Temes perder tu seguridad, temes al rechazo, temes a la sugestiva voracidad, temes a lo extraño, temes a estar sola, temes a no encontrar a nadie por desencuentros inexistentes, temes tener que perderte sola, temes ser una pieza en un puzzle ajeno, temes tardes vacías, temes tu inactividad, temes a ti misma. Pero tranquila, lo harás bien.

-¡Eh! Se te olvida que temo que esto nazca muerto, temo arrancar oportunidades, temo estar fuera de juego, temo no querer estar en el juego, temo pasarlo mal, temo que la historia se repita, temo a lo desconocido, temo a lo nuevo…
-No seas como el hombre que, gustándole mucho unos zapatos, tras haberlos conseguido, no quería ponérselos por temor a que le hicieran daño… Y, al final, pasó que de tanto pensarlo, le hicieron daño, aún estando hechos a su medida.

-Y esto, ¿está hecho a mi medida o me vendrá grande?

-Me gustan los tiempos verbales que has elegido: ni está hecho ni vendrá…serás tú la que con tus acciones determinarás lo que venga, lo harás de una manera, pero lo harás. Mira, no tienes miedo sino que el miedo te tiene a ti agarrada por el cuello, pero hay algo más que tienes: tiempo. Hoy por hoy, tiempo para disfrutar lo que queda antes de irte…

-A veces me gustaría tener a alguien que me dijera con voz suave que soy demasiado miedosa, que no tenga tanto miedo.

-Que todo saldrá bien, ¿no? No es bueno hacer pactos con el diablo. Si esto es tu sueño, despierta de una vez, es hora de que tú te saques las castañas del fuego si quieres castañas. Por todos los sueños hay que hacer sacrificios: deja atrás tu miedo, tus prejuicios, tu errónea timidez…y lo que tú veas que te impide ser un poquito más libre. Respecto a la distancia, nadie te exige ningún otro sacrificio: no crees la distancia antes de tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario