domingo, 8 de agosto de 2010

Pasajero deseo de aceras mojadas

-¿Sabes? Tengo ganas de un día de lluvia. Sí, no me mires así. ¿Nunca te ha pasado que quieres, en mitad del verano, un día de invierno…tener ganas de que haga fresco, llueva, taparte…y en invierno viceversa?

-Sí, pero tuve bastante con este invierno…y creo que tú también deberías haber tenido bastante. ¿No será peor buscar las nubes cuando todo se esfuerza por ser Sol?

-Hay veces en las que es mejor tener un día lluvioso, y ahí descargarlo todo…tanto lo que tiene forma, como lo que no…y luego seguir, y seguir…

No hay comentarios:

Publicar un comentario