miércoles, 8 de septiembre de 2010

Cualquier día

Tenemos por costumbre creernos dueños del tiempo, pensar que en lo que no hagamos hoy, se podrá hacer cualquier día de estos, porque nadie suele acostarse pensando que quizás mañana ya no esté o levantarse pensando que éste podría ser su último día. Nos creemos dueños del tiempo, pero esto en sí no sería malo de no ser porque nos creemos dueños de TODO el tiempo, sin nisiquiera saber cuánto tenemos.

Sólo cuando un cambio grande sucede en nuestras vidas, empezamos a olvidar el ''cualquier día'' y a sustituirlo por un plan certero o algo que hacer antes del cambio inminente. Es entonces cuando preparamos cada instante, cuidamos los momentos y vivimos sino todos, casi todos los 86400 minutos de cada día...días que ya no son cualquier día.

Vamos viendo cómo despedirnos, o cómo presentarnos, o cómo portarnos, cómo arreglar lo que queda pendiente, cómo decir lo que queda -al final- sin decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario