miércoles, 13 de octubre de 2010

Marcharse o aguantar

Pararse o avanzar. Cruce de caminos y la segunda opción para la vida. Ahora ya no es tarde, hoy es hoy, y el cruce ya pasó porque sólo hay un camino.
Miento: camino no, pasos. Es tiempo de dejar atrás sensaciones pasadas para crear sensaciones nuevas, a fin de alcanzar el sueño futuro que ahora empieza. Ayer no es hoy; es tiempo de cambios, remolinos, oleadas, pero todo nuevo. Hoy lo que toca en este juego que, nunca mejor dicho, es de ocas, es avanzar. Y lo voy a hacer, por muchas cosas: por todo eso, sí. También por lo nuevo, por el aire fresco que respiro cada mañana, para hacerlo puro a mi manera, pero que las cosas sigan empezando pera para cambiar, para no hundirme en las hojas de Otoño sin saltar en ellas de alegría, para emocionarme de vez en cuando aunque me niegue a ello, para sentir, para confiar, para atreverme, para querer, para jugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario