viernes, 31 de diciembre de 2010

He intentado evitarlo, pero no lo he conseguido.

Al hacer balance de este año he intentado evitar pensar en tí mucho, no sé muy bien por qué... porque desde que estoy con las reformas estoy más irascible o simplemente por orgullo ya... pero ¡ no lo he conseguido !
Y es que desde el primerísimo día de esta nueva vida, que daba el pistoletazo de salida en un maravilloso septiembre, he estado contigo. El hecho de que fueras de fuera fue quizás lo que hizo de imán, pero el caso es que así ha sido. Fuiste testigo de mi adaptación a mi nueva casa, incluso me ofresciste la tuya cuando se producían ciertas incompatibilidades; y es que, si hay algo que tengo que agradecerte pese a que me digas la dichosa frase, es GRACIAS POR HABERME DADO TANTO EN TAN POCO TIEMPO.
Que ya me gustaría a mí no ponerme así contigo conociéndote de hace tan poco, pero ya veo que no puedo porque lo que me he reído a estas pocas alturas no es equiparable a mi cabezonería. Pero como dice que puedes olvidar con quien has reído pero nunca con quien has llorado, pues por si fuera poco también tenemos eso. ¿Te acuerdas del primer día que salimos? También fuiste la primera en llegar, por cierto. Ese día bien que usamos ''el baño'' de ciudad universitaria y el de al lado de el Caprabo, que aún no sabías que estaba de coña cuando te miraba mal, aunque cuando me tiraste la copa sí que te miraba mal.
Y tras ese día vinieron más...: carteles de cumpleaños y piñatas en la facultad, fotos con nuestros peludos compañeros de universidad, muuuuuchos almuerzos en cafetería, carreras para coger el autobús, colas en reprografía, el folio-chat, los disparates en clase de física, los estreses en anatomía, aterrizaje forzoso de un rollo de papel higiénico dentro del wáter, canciones en el césped, fotos alocadas en prácticas, confidencias en un sofá hasta las siete de la mañana, charlas distendidas de cualquier cosa, tarde gastronómica de galletas, películas que nos hacen llorar y soñar, canciones que nos duelen y pelea con masa de galletas que mare mía que locura, tardes de estudio en la biblioteca con peinado de rotuladores incluido, noches de jugar ''a duro'' en tu casa porque lo de colar la monedita al final resultó que sí que se me daba bien, fiestas por madrid en la que no te puedes hacer una idea de lo bien que me lo he pasado, un día sin clase a las nueve de la mañana en el parque del Oeste, abrazos sorprendentes, todo eso... y tu gran apoyo. Porque has hecho que quisiera que fuese ya el día siguiente para volver a la facultad. Realmente pensaba eso cuando abría los ojos cada mañana... si echaba de menos el Sol de Andalucía, tus detalles han iluminado bastante este trimestre, chiquilla.
Porque ya te he dicho, y te lo vuelvo a repetir para que lo tengas presente, QUE ERES UNA CHIQUILLA ADORABLE. Y que si, como tú dices, te gustas más en las fotos que salías de antes, ya te digo que ahora mismo no sales nada mal, que si bien tienes dientecillos de cobaya, tu interior es mejor aún ¡y eso que no te conozco!
Fíjate si has cambiado mi día a día, que ya tienes canciones propias en mi mente...y que cuando las escucho empiezan a procesionar momentos que tenemos, noches de fiesta y bailes, tonterías diversas...y se me pone una sonrisa de tonta en la cara que no me la quita nadie.
Lo único que puedo decirte es que una de las mejores cosas que ha traído el 2010 es haberte conocido... y el 2011 quiero empezarlo contigo: ¿te apuntas?
-''tú, de mayor.. ¿qué quieres ser?
- Yo...quiero ser amiga suya''.

1 comentario:

  1. Anónimo1/1/11 12:17

    ...... :)
    Todo cuanto te tenia que decir, te lo escribi en el privado. Espero que te gustase porque a mi el tuyo me volvio locaaaaaaaaaaa!!!! :)

    ResponderEliminar