sábado, 26 de marzo de 2011

Justo, injusto

¿Qué es justo y qué es injusto?
Me pregunto qué supone e implica que algo sea justo, por igual, rasado, equivalente...y creo que me doy cuenta que no se trata en este caso de razonar qué es la justicia, pero parece ser que no acierto a acercarme a esto de otra manera...
¿Es justo callarse? Está claro que nadie está obligado a la franqueza pero bien es cierto también que, o no se debería de plantear no estarlo o habría una fuerza que empuje a ello en cubierto o a la luz de un nuevo día. Pero no sé qué le pasa al sol que cuando va a salir, o creo que ha salido, vuelve a ocultarse, y así nunca llega el nuevo día. Dice una canción que es mejor brillar que sólo buscar ver el Sol, pero aquí lo único que parece brillar es un reloj parado. ¡Y esto no es justo! No es justo porque duele, porque hiere...y así se van juntando las gotas hasta formar una marea... sí, el río vuelve a oirse o, quizás, nunca dejó de sonar pero yo conseguí hacer oídos sordo con un fin que nunca acaba, y acaba haciéndose ensordecedor.
Esto es injusto, porque no hay igualdad que me de la tranquilidad necesaria para la emoción. No es justo esperar que salga el sol para dar una orden de destierro que se incumple antes de llegar a la frontera... quizás no haya frontera, quizás el miedo bajó el telón y, aunque la función ya terminó, siguen resonando las escenas en las paredes del teatro; y yo no quiero que el show deba continuar: no es justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario