miércoles, 2 de marzo de 2011

Porque desayunar no es tan fácil como parece

Me voy a comer este sobao. Es el primero que se cruzó en mi camino, sí. Pero antes de cogerlo he barajado otros sobaos y éste es sin duda el que más me gusta. Por eso me lo voy a comer. Porque tengo hambre. Hambre de muchas cosas. Pero me lo voy a comer despacio. Y lo más importante es que es una decisión mía, sólo mía. La primera que tomo el varios días. La primera, pero no la última. Desayunar, no es tan fácil como parece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario